Universitat Rovira i Virgili

El diagnóstico y la atención temprana, una de las claves en la valoración y el tratamiento del dolor infantil

Expertos reunidos en el XIII Congreso de la Sociedad Española del Dolor abordan el problema del dolor infantil en el taller sobre Dolor en Poblaciones Especiales

Los pasados días 2,3 y 4 de junio en Pamplona se celebró el XIII Congreso de la Sociedad Española del Dolor donde estuvo presente la Cátedra de Dolor Infantil URV - Fundación Grüenthal. El director de la Cátedra de Dolor Infantil URV - Fundación Grünenthal, el Dr. Jordi Miró, empieza su ponencia en la mesa "Dolor en Poblaciones Especiales" con datos: "Un 30% de los niños sufren dolor crónico y esta prevalencia aumenta con la edad y es más común entre las niñas". Además el Dr. Miró ha puesto énfasis sobre que el impacto y extensión que supone el dolor crónico infantil va más allá del aspecto físico porqué afecta diferentes niveles como el emocional, el social, el económico y el laboral ya que esta situación involucra también, no solo a  los niños y jóvenes sino también a sus familias.  

Los expertos reunidos en esta ponencia comentan que el abordaje del dolor infantil tiene que hacerse desde una perspectiva multidisciplinar y que todo el mundo trabaje bajo una misma perspectiva. El propio Dr. Miró ha fijado que algunas de las cuestiones claves para mejorar la valoración y el tratamiento del dolor son "un diagnóstico y una atención temprana, ya que cuando el dolor se cronifica es más difícil que desaparezca".

Tal y como apunta el profesor Miró, "hemos avanzado mucho en cuanto a investigación se refiere, han surgido nuevos e importantes grupos de estudio y hemos conseguido generar conocimiento de gran valor sobre esta patología". Todos los profesionales en este taller han coincidido en hacer un llamamiento para seguir mejorando el conocimiento y la sensibilización de la población general sobre el dolor crónico infantil para seguir avanzando. 

Compartir

  • Twitter
  • Google+
  • Facebook
  • Linkedin

Subir

Dr. Jordi Miró, director de la Cátedra de Dolor Infantil URV - Fundación Grünenthal